REVISIÓN FENOTÍPICA DE HÍBRIDOS DE LLAMA (Lama glama) EN RELACIÓN CON SUS POTENCIALIDADES

 

Fredy Virgilio Salinas Meléndez, Víctor Concepción Muñoz Barboza & Felipe Cook Dañino

Universidad Nacional Federico Villarreal, Facultad de Ciencias Naturales y Matemática.

Calle San Marcos 351, Pueblo Libre, Lima 21. Perú

Centro Camelícola Santa Eulalia – Chosica – UNFV. lIMA

RESUMEN La Universidad Nacional Federico Villarreal en su Centro Camelícola Santa Eulalia (CCSE) cuenta con 13 camélidos reconocido por el APPA (1997) y ALPA (1998) comunicación institucional, para realizar cruces y obtener híbridos que superen las características de sus progenitores en alguna potencialidad. Propiciando la crianza de la llama Willu, ella puede ser utilizada para el transporte humano y/o tiro de carretas en la Costa. Adicionalmente al lote citado de llamas, se realizaron observaciones de animales en las comunidades campesinas de Ayacucho, Huancavelica y, Arequipa, asimismo, lectura de fuentes de información, datos grabados de ponencias y entrevistas a especialistas. Inicialmente se ha observado que la llama hembra Willu “Chacana” parió el 17/02/99 la cría Kara “Pocha”, lo que aparentemente demuestra que el carácter de las orejas largas es dominante respecto al de orejas cortas. La llama macho Willu “Uchu” apareó a la llama Willu “Chacana” a los siete y a los once días de haber parido y después de esto no entró en celo lo que indica su estado de estación. Se recomienda de acuerdo a la información de diferentes fuentes cruzar la Alpaca macho Huacaya con la llama hembra Kara para incrementar peso vivo y mayor frecuencia de nacimientos en los descendientes “Pacollamas” ya que del cruce de la llama, Kara, macho y hembra, al igual que del cruce Kara-Alpaca, se tiene mayor ganancia de peso vivo. Palabras claves: Llama, híbridos, domeñamiento, willu. INTRODUCCIÓN Las llamas en la Costa, necesitan su selección y mejoramiento genético; asimismo períodos mínimos de 6 a 10 años para obtener resultados estadísticamente confiables. En análisis bioarqueológicos hechos de diversas Culturas Preincas e Inca han permitido contrastar con el material cerámico de los museos, donde se observa llamas de orejas cortas con sus Jinetes, con el trabajo de campo, tanto en la Costa corno en la Sierra a partir de la cual se podría establecer la identificación de la llama “willu” o de orejas cortas. (Figs. 1, 2). La posible explicación a este fenotipo, tal como lo menciona Ishiyama (1997) podría ser al hecho que los ontogenes y, filogenes se transmiten manteniendo los rasgos característicos de las especies a través del tiempo, así también lo afirman otros autores: De La Loma (1990) y Voguel (1985). 

Ver Artículo Completo